Islas divergentes

7 de enero de 2011

¿Vienes?

Alfons Mucha

Desenrédate la lluvia

de los ojos

y ven a jugar

despeinada y sola.


No tengo manzanas en las manos,

pero tengo manos

que se posarán en ti inquietas;

niebla de carne caliente.


No seas paciente

y siente

nada más verme.


Yo te curaré,

te acunaré,

como a un conejito cansado,

dispuesto.


Pero no te dejes los labios

protegidos

guardados

en la mesilla de noche

porque esta noche

tu boca

y mi boca

comeran nuestras cuerpos

tristes, solos

y aún fríos.

No hay comentarios: