Islas divergentes

16 de febrero de 2011

Amor bursátil




Suben un 3 % los pulgares.

La ropa baja un 15. Record histórico en caída libre. (En el parqué tiemblan los sillones, el cesto con sus mandarinas brilla bajo las bombillas).

Los activos no suben tanto como deberían. Los pasivos se sientan en los sofás, intuyendo el siguiente movimiento bursatil.

Inesperadamente, hay desencuentro de botón y ojal que provoca que la nieve caiga dos puntos. Doscientas persianas se abren en Brasil y entra el sol en las oscuras chabolas. La línea de botones y ojales se resquebraja y entra en bolsa con fuerza "www.calzoncilloslimpiosyconbuenolorparadíasdefiesta.com". Su entrada produce que la curva de su valor económica quede erecta hasta rozar, suavemente, al grupo LMQBYE (LaManoQueBuscaYEncuentra).

Los especuladores especulan, bucan nuevos caminos donde prosperar. Manejan y mueven sus activos, deseosos de prosperar, de encontrar la rentabilidad y la carne.

La saliva hace una expansión de capital. Sus empleados, con trajes y corbatas cabalgan unos senos , se frotan contra el trampolín del cuello, estallan contra la curva erecta y caliente que emerge, con potencia económica, desde el fondo de una empresa frigorífica.

El ritmo es ágil. Se invierte en torrentes rabiosos, en las llamas que queman los bosques, en ojos, de gente desnuda.

Las manos se expanden y arden por su miedo a la estabilidad, al estancamiento monetario. Todos quieren apostar, confiar, y los señores grises y secos del parqué bursatil hace tiempo que son jóvenes salvajes y vivos que se rompen los trajes, que se besan y ríen, percutiendo los músculos, agitando las pestañas.

Los activos están a punto de alcanzar el tope, llegar al acantilado de la curva de crecimiento. Los porcentajes y los dedos se aprietan, chocan y chorrean materias primas recién elaboradas.


2 comentarios:

dale calor dijo...

curiosa, que es poesia o una noticia jejeje
si te apetece curiosear http://dalecalor.blogspot.com

Jorge García Torrego dijo...

mmm, puede ser una noticia económico-romántica...Depende de cómo se mire. Un saludo,