Islas divergentes

15 de abril de 2011

Hueco




Cuando los dientes de la memoria
aparecen tras la puerta
tu recuerdo son piedras
que llenan mi boca.

Cuando tu recuerdo aparece
como un paisaje o un veneno,
mi sangre te escucha
atenta
rodeada de camas
dedos hambrientos.

Tu recuerdo es hambre
tripas vacías,
un hueco enorme en el cuerpo
como una invasión
una enfermedad
una ocupación de aire
un grito que pide que vuelvas
que ocupes el espacio
caliente
aún
al fondo de mi ropa
al fondo de mi boca.

1 comentario:

Carlos Hebert Maciel dijo...

Lo comparto en mi blog, y te menciono...