Islas divergentes

8 de octubre de 2011

Tillverkas i Sverige(Hecho en Suecia)



Catalina Bartolomé


Nuestros sentimientos no son nuestros,
son de un señor sueco
que fabrica colchones.

Las novias de tu adolescencia tienen mesas camillas
en las rodillas
y tus padres tiradores beige
en los ombligos.

Todos fuimos hechos en Suecia por rubias de manos enlatadas
y hombres sedientos y gordos.

Nos falta aire para ser otra cosa.
Demasiado hueso,
demasiado precio,
y cuando se nos sale la sangre a borbotones por lo ojos
tenemos una tara.

Cuando miramos a lo lejos
como los animales que buscan fornicar por placer
o necesidad
tenemos una tara.

Cuando somos otro
y no aceptamos nuestros cuerpos exactos de cómodas
de estanterías
de pequeños lápices de fábrica
tenemos taras.

Somos taras cuando nos acariciamos los bordes
cuando nos lamemos las cerraduras
cuando queremos salir del envoltorio queriendo ser
lo que no somos.

No hay comentarios: