Islas divergentes

Soledad


Golconde, Magritte

Estoy solo,
rodeado de champús, cremas,
frías cucharas.
Tras la ventana
melenas,
de finas antenas
me amenazan,
me limitan
y me ofrecen el partido.

Los botones,
(refugio de pulgares y
vientos huídos),
se esconden
y lloran
trozos de hilo
y sangre.

6 comentarios:

Paula dijo...

Ese poema ilustra perfectamente el dia lluvioso que empieza hoy en Paris...
te quiero.

Jorge García Torrego dijo...

Este poema refleja el cerco que hay, y que asfixia, cuando tu no estás. Te quiero.

Helen dijo...

Me parecen buenos tus finales, opino eso y nada más.

Jorge García Torrego dijo...

jajajaja, eso quiere decir que los principios y los intermedios...no son tan buenos?? :D, gracias por el comentario! Un beso,

Helen dijo...

Estaría bueno que te pases por i blog, si ya no lo hiciste, y te lleves ese intercambio.

http://www.nosalededoxa.blogspot.com/

Jorge García Torrego dijo...

:D, a ver qué tal...saludos!