Islas divergentes

No quiero ser un poeta famoso



Magritte, La traihision des images


No admito

que la sangre solo corra por mis venas

que deje los bancos y el dinero

lejos de su furia.


No quiero,

atragantar mis poemas en público

mientras ellos miran sus relojes.

No quiero romper la lengua

hecha para llorar

y reír

en gigantes orgías de letras.


Sacrifico

mi garganta de pavo

la baba pedante en la boca

las manos limpias

que comprarán mis libros.


Quiero oler a semen.

Que la vida se cruja

que choree en cada acera

de mis poemas.


Que no talen el fuego del bosque

y construyan palacios

y campos de golf.


No quiero ser un poeta famoso

y tener

un poema cojo

un sumidero en las venas.

No hay comentarios: