Islas divergentes

Paso a paso






La primera vez que vi tus ojos fue en aquel programa dedicado
a los leopardos.

La segunda paseabas por la calle
dando pasos como yo.

La tercera bailas y bailas
haciendo sangre
en mi cabeza.

La cuarta te pediré el teléfono,
seguro.


No hay comentarios: