Islas divergentes

Hazme la guerra


Lauren Craste

No me dejes en paz.
Nunca.

Hazme mil guerras
de dedos
de agujeros,
miradas sin tregua.

No quiero estar en paz;
me asustan los bichos
suaves
que duermen en sofás y que me sorben el ombligo
y el alma.

Moléstame

Córtate las uñas cuando hacemos el amor,
y haz el amor,
cada vez que abra un grifo.

Pero si quieres dejarme en paz y te escuecen los pies,
y te llama el humo caliente de los cuerpos,
no rompas los puñales llenos
aún 
de sangre nuestra
y déjalos
a mano 
 
y sedientos de guerra. 

No hay comentarios: