Islas divergentes

Preguntas de un obrero que lee


Joan Brossa


¿Quién construyó Tebas, la de las Siete Puertas?
En los libros figuran sólo nombres de reyes.
¿Acaso arrastraron ellos los bloques de piedra?
Y Babilonia, mil veces destruida,
¿quién la volvió a levantar otras tantas? Quienes edificaron
la dorada Lima, ¿en qué casas vivían?
¿Adónde fueron la noche
en que se terminó la Gran Muralla, sus albañiles?
Llena está de arcos triunfales
Roma la grande. Sus cesares
¿sobre quiénes triunfaron? Bizancio,
tantas veces cantada, para sus habitantes
¿sólo tenía palacios? Hasta en la legendaria
Atlántida, la noche en que el mar se la tragó, los que se ahogaban
pedían, bramando, ayuda a sus esclavos.
El joven Alejandro conquistó la India.
¿Él solo?
César venció a los galos.
¿No llevaba siquiera a un cocinero?
Felipe II lloró al saber su flota hundida.
¿No lloró más que él?
Federico de Prusia ganó la guerra de los Treinta Años.
¿Quién la ganó también?
Un triunfo en cada página,
¿Quién preparaba los festines?
Un gran hombre cada diez años.
¿Quién pagaba los gastos?
A tantas historias, tantas preguntas.

3 comentarios:

Eduardo de Vicente dijo...

Coma canta Celia Cruz..."no hay cama pa tanta gente".
Un saludo.

Fernando de Julián dijo...

Por cada nombre que sale en los libros de historia hay otros miles que no salen. Esos son los que merecería la pena rescatar... A no ser que nosotros seamos Alejandros y Magnos, investiguemos quiénes eran las personas del día a día, busquemos sus historias y saquémoslas a la luz que merecen.

Jorge García Torrego dijo...

Estoy de acuerdo Eduardo en que, como dices, "no hay cama pa tanta gente" pero quizá habría que dar más relevancia a las vidas corrientes pese a ser eso, corrientes. Un abrazo a ambos.