Islas divergentes

7 de octubre de 2012

POEMAS DEL BASKET: 5. PÍVOT


 Dikembe Mutombo

Y todos sobre ti como si fueras un mulo enorme,
el previsible,
el que te ayuda en los bloqueos y nunca pide nada,
el que come rebotes y nunca pasa hambre
el que no necesita puntos, salvo para las heridas.

Que no te enfaden, pívot, porque de tus bíceps nacieron los mates,
nació el crujir de los aros
apareció el golpe seco
en los tableros.

Que sus juegos y sus danzas no te muevan,
gigante
porque tú eres el héroe que nadie conoce
el que tiene cicatrices donde nacen rebotes y tapones
donde nace
el calor de la victoria.

2 comentarios:

Jacobo Rivero dijo...

Todo un descubrimiento este blog. Creo que es el principio de una larga amista, al menos como visitante. Felicidades.

Jorge García Torrego dijo...

Hola Jacobo, muchas gracias por pasarte por aquì. Eres muy bienvenido. Hoy he estado con Javi y ya me ha dicho que te pasó el blog, menudo crack está hecho. A ver si quedamos un dìa para tomamos unas cañas con él y con Roberto, un saludo.