Islas divergentes

La bestia parda I: JaVale McGee

 
Como muchos sabréis, soy aficionado al baloncesto desde hace ya años, tanto del mundo NBA, como de la ACB y de echar pachangas con colegas hasta que ya no poder màs. Por eso, porque me gusta el basket y, por ejemplo, me gusta la poesìa, voy a escribir de vez en cuando algunos textos sobre baloncesto pero intentando ir un poco màs allà, sin quedarme en el "bueno o malo" o forofismos que nunca tienen fundamento. Asì, sin màs rodeos, voy a inaugurar la secciòn LA BESTIA PARDA, que, señores y señoras, como habreìs podido suponer, hace referencia a los bestiajos màs salvajes del mundo del basket.
Y hoy toca el tìo del careto de ahì arriba: JaVale McGee:
 
 
 
No se, tampoco es que sea muy conocido este tìo, ha jugado en dos equipos que no son para nada punteros como Washington Wizards y los Denver Nuggets, donde juega ahora, pero es que es un tìo especial. Aparte de medir 2,13, que tampoco es una locura para la NBA, lo que de verdad llama la atenciòn de este tìo son los brazacos que tiene y un salto vertical que no veas. No es un pìvot clàsico, el tìpico tarugo sin pies que solo sube los brazos, es un jugador con velocidad(si, aunque muchas veces no le sirva para nada) y muy atlético. Con un tiro bastante regulero por no decir que no vale para nada (alrededor de 50% en tiros libres), es una muestra del jugador espectàcular por antonomasia: hace mates espectaculares subiendo el balòn un par de palmos por encima del aro, tapones bestiales y... cagadas de tamaño considerable pero que, al menos, hacen reìr al pùblico. Quizà McGee no te haga ganar un campeonato, pero aparte de su imponente presencia fìsica, te hace echar unas risas. Aquì os dejo con "Tragic Johnson", como le llamò Shaquille:

 

No hay comentarios: