Islas divergentes

4 de diciembre de 2012

La bestia parda II: Bo McCalebb

 Muchos nos quedamos flipando cuando vimos a este tío jugando con Macedonia en el Europeo 2011. Y es por eso que incluyo a este tío, nacido en EEUU pero nacionalizado macedonio, como una bestia parda, quizá más que el "brazos largos" de McGee u otros bicharracos que os voy a ir subiendo por aquí. Este tío mide como yo más o menos, 1,83 de na, y el tío entraba en la zona de España, con los Gasoles a los que les llegaba al pecho, y les hundía el balón en la cara, o les engañaba con varios rectificados. Y eso tiene mucho mérito. Es una bestia parda porque no se encoge y se la juega cuando se la tiene que jugar, porque hace todo bien: buen tirador, buen pasador, y, sobre todo, gran finalizador de bandejas/mates. Aquí os dejo una muestra de lo que puede hacer, sobre un pívot dominante como es Al Horford, jugador de los Hawks:


Además de sus condiciones físicas, de ser pequeñajo y compacto y de tener una técnica muy depurada, el tío encarnó perfectamente el papel de héroe. Se cargó a un país pequeño con Macedonia a la espalda y estuvo a punto de meter a una selección mediocre, con algunos jugadores buenos como Illievski, Pero Antic, en la final del europeo tras caer con España en las semifinales...un casi que no chafó el descubrimiento de una bestia en un cuerpo, aparentemente, normalito: