Islas divergentes

Presentación de MUTOMBO, Literatura en pelotas en el Dinosaurio todavía estaba allí

Con motivo del lanzamiento del Suplemento deportivo "MUTOMBO, literatura en pelotas" tengo el gusto de convocaros mañana a una jarana poético-deportivo-festiva para tomarnos unas cañas en el conocido El dinosaurio (C/Lavapiés 8, Madrid). Aquí os cuento de qué va esto de Literatura en pelotas:


MUTOMBO literatura en pelotas es un suplemento deportivo del periódico mundialmente famoso Zombie Journal. Esta escueta publicación pretende traer a nuestro hoy en día la fraternidad que teníamos en aquellos años en que nadie era de derechas ni de izquierdas, que te elegían en el cole después de haberlo echado a suertes y tú te dejabas los piños por salvar un gol, por ganar, y el recreo duraba tan poco.

MUTOMBO quiere unir lazos entre la literatura y el deporte, entre el amigo feucho y con gafas y el guaperas musculitos que mete goles con las orejas. ¡NO! se acabó, ahora los gafotas meterán goles de chilena y los musculitos con risas Colgate harán multiplicaciones enormes sin pestañear, y leerán libros sin parar. Se acabó, las guapas de clase estarán hechas un lío porque las cosas ya nunca estarán tan claras.
Hemos crecido pero aún deseamos que se les escape el balón a los niños que juegan a nuestro lado, no abandonamos nunca los balones que se caen detrás de los muros, somos los que nos rompimos los chándals porque el descampado estaba lleno de piedras o porque el asfalto nos lo había quemado. No dejábamos que nadie nos ganara. Éramos los mejores del pueblo, del barrio, y llorábamos cuando nuestro equipo perdía, el que fuera, porque aún creíamos en la victoria.
Pero MUTOMBO no trae victorias, trae a un delantero centro leyendo Mortadelos, un extremo derecha recitando a César Vallejo o a un portero dejándose las napias en el poste por salvar un poema de García Lorca.
Aquí os lo dejo. Buena suerte.


MAÑANA VIERNES 22 DE MARZO A LAS 21.30

¿San Antonio campeón de la NBA?

Puede ser, por qué no. Parece ser que la gente que sabe más o menos de baloncesto y de NBA me mira sorprendida cuando les digo que mi favorito para ganar este año la NBA son los Spurs. ¿Por qué? Porque creo, sinceramente, que tienen el mejor equipo de toda la liga. Aparte de verse solo superados por los Miami en cuanto a % de victorias/derrotas, me parece que es un equipo muy completo que puede (y debería) ganar la NBA sin que suponga una sorpresa. 


¿Que están viejos? Bueno, yo creo que no, porque por ejemplo, Parker, que este año cumplirá 31 años, está haciendo una temporada de MVP que se ha visto interrumpida por una lesión en el tobillo.

Tim Duncan con casi 37 años, este año esta promediando 17 puntos y casi 10 rebotes por partido, lo que me hace pensar que no está tan viejuno.

Ginóbili, que parece este año el más intermitente del tres y al que más se le nota el bajón de los años, en cada partido demuestra que también sabe distribuir la bola (4.7 asistencias por partido en 23 minutos) además de seguir dando espectáculo metiendo canastas imposibles. Edad si, eficiencia, también.

Si solo fuera por estos tres San Antonio sería un equipo presumible en ataque y limitado en defensa, pero lo bueno de este equipo es que gracias a Poppovich y su visión de conjunto, ha conseguido que San Antonio sea el equipo con más asistencias por partido por lo que las defensas no se tienen que centrar en exclusiva en defender a estos tres(que ya es bastante), sino que tienen que tener un ojo pendiente de Dany Green, Boris Diaw, Splitter, De Colo, Stephen Jackson o de la gran esperanza de futuro de este equipo Kawhi Leonard. 

Seguramente hay quien piense que para Playoffs los San Antonio siempre llegan fundidos, cansados, viejos y que por eso no pueden manejar a equipos con más empuje y juventud como Miami o Thunder, pero después de la rotunda derrota de SA frente a Thunder en PO creo que Poppovich ha pensado cómo manejar esta situación. Y yo creo que pueden sacarlo adelante y ganar a cualquier equipo a 7 partidos. Son un equipo, y defender a un equipo que sabe mover la bola y que no depende en exclusiva de ningún jugador franquicia es muy complicado. ¿Os acordáis de ese partido en el que no jugaron ni Duncan, ni Parker, ni Ginobili, ni Leonard, ni Dany Green y en el que los Spurs perdieron 105-100 contra los Heat, verdad? Pues eso.  




 

Ellos dicen mierda, nosotros amén, La Polla Records



Mis colegas quedan tiraos por el camino
y cuántos más van a quedar
Cuánto viviremos cuánto tiempo viviremos
en esta absurda derrota sin final.
Dos semanas, tres semanas
o cuarenta mil mañanas, qué pringue
la madre de dios
cuánto horror habrá que ver
cuántos golpes recibir, cuánta gente tendrá que morir
la cabeza bien cuidada
o muy bien estropeada y nada
nada que agradecer
dentro de nuestro vacío
sólo queda en pie el orgullo, por eso
seguiremos de pie.
Mogollón de gente vive tristemente
y van a morir democráticamente
y yo y yo
y yo no quiero callarme
la moral prohíbe que nadie proteste
ellos dicen mierda y nosotros amén
amén amén
amén a menudo llueve.

Planta




Nenúfares en verde azul, Monet



Cuando me miras puedo hacer la fotosíntesis por ti
por mi
y por todos mis compañeros.

Tengo energía para tantos
cuando tú me miras
se acaba la crisis en mi cuerpo.

Llega MUTOMBO, literatura en pelotas, suplemento deportivo del ZOMBIE JOURNAL

Buenos días a todos, mozos y mozas, aquí os presento (por fin diréis algunos) el MUTOMBO, literatura en pelotas, suplemento deportivo del ZOMBIE JOURNAL. Ayer Adriana Bañares alias Awixumayita Atiyamuxiwa mencionó al MUTOMBO en su programa de radio Fosfatina que podéis escuchar aquí. Mañana viernes estaré, a las 18:00, en el Centro Comarcal de La Cabrera para presentaros el ZOMBIE JOURNAL y leeros algunos poemas y cuentos del MUTOMBO. Si queréis pasaros por ahí seréis muy pero que muy bienvenidos. Aquí os dejo con la introducción del MUTOMBO y la portada:




MUTOMBO literatura en pelotas es un suplemento deportivo del periódico mundialmente famoso Zombie Journal. Esta escueta publicación pretende traer a nuestro hoy en día la fraternidad que teníamos en aquellos años en que nadie era de derechas ni de izquierdas, que te elegían en el cole después de haberlo echado a suertes y tú te dejabas los piños por salvar un gol, por ganar, y el recreo duraba tan  poco.



MUTOMBO quiere unir lazos entre la literatura y el deporte, entre el amigo feucho y con gafas y el guaperas musculitos que mete goles con las orejas. ¡NO! se acabó, ahora los gafotas meterán goles de chilena y los musculitos con risas Colgate harán multiplicaciones enormes sin pestañear y leerán libros sin parar. Se acabó, las guapas de clase estarán hechas un lío porque las cosas ya no están tan claras.



Hemos crecido pero aún deseamos que se les escape el balón a los niños que juegan a nuestro lado, no abandonamos nunca los balones que se caen detrás de los muros, somos los que nos rompimos los chándals porque el descampado estaba lleno de piedras o porque el asfalto nos lo había quemado. No dejábamos que nadie nos ganara. Éramos los mejores del pueblo, del barrio, y llorábamos cuando nuestro equipo perdía, el que fuera, porque aún creíamos en la victoria. 



MUTOMBO no trae victorias, trae a un delantero centro leyendo Mortadelos, un extremo derecha recitando a César Vallejo o a un portero dejándose las napias en el poste por salvar un poema de García Lorca.  



Aquí os lo dejo. Suerte, y que gane el mejor.






Cementerio



Muchos pájaros se mueren de tierra en mi pecho,

mis piernas nunca serán cerezos y me sangra la boca

cuando pienso en verano.  



Ningún 15-M en tobogán me salvará los ojos

tengo serrín en el futuro

y solo me queda una pregunta



¿Cuánto pesa mi muerto

que aún resiste?


Disociados, una antilogía






Hace ya tres años, en 2010, Ya lo dijo Casimiro Parker presentó una antilogía en la que reunía a cuatro poetas desbordantes (Contrapoesía { Antilogía de poetas reversados }; Pedro Casariego Córdoba Eduardo Scala Arturo Martínez y  Gonzalo Escarpa) para darles un cuerpo común y diferente.

A principio de este 2013, José Ángel Barrueco y Gsús Bonilla dos poetas como la copa de un Bukowski, repiten la fórmula y nos traen Disociados, una antilogía con textos de El Ángel, Karmelo C. Iribarren, Roger Wolfe y David González. La palabra disociado en poesía, según Bonilla y Barrueco, podría entenderse como una actitud ante la adversidad, al margen de las corrientes existentes y a modo de evolución en la propia poética, personal y libre, siempre independiente, como quien busca su realidad, generando siempre una voz inconfundible: verismo y autenticidad.  Me gustaría afilar un poco más el lápiz sobre lo que han dicho Barrueco y Bonilla para decir que estos cuatro poetas se toman cafés y se pinchan en el límite, se escriben y fuman en la frontera pero siempre sin tocarse, sin mezclar las lenguas ni los estilos. A través de lo mejor de sus obras, de algunos poemas inéditos (tela marinera de la buena la mayoría) y poemas breves, se nos presenta un collage sin fisuras y que no para de crecer cada vez que se lee.

Por ejemplo, lees a El ángel y te viene una sensación de vértigo ante la carne, la propia y la ajena, que te hace sentir la muerte de manera rutinaria, real, casi física  Caballo/eso que nos causaba dolor se nos antojaba como lo único que podía aliviarnos. El ángel camina sobre cristales rotos cuando escribe.

Karmelo C. Iribarren parece que no va deprisa, que no corre, que te dirá las verdades sin abrir la boca y cuando has terminado el poema sientes que te has llevado una hostia de las buenas, como en el poema: MOMENTOS QUE NO TIENEN PRECIO, Llegar al fin/hasta la puerta/de tu casa, /entrar,/echar todas las cerraduras,/y, como quien saborea/el sabor de la venganza/ decirlo:/”ahí/os quedáis,/hijosdeputa”.


Si Charles Chaplin decía, en sus primeras películas Todo lo que necesito para hacer una comedia es un parque, un policía y una chica guapa lo único que necesita Roger Wolfe para escribir un poema es un cigarro y un café, que te dejarán el poso agrio en la lengua, la insistencia en la derrota (las palabras son la terquedad de mi abulia/Pero son –lo he dicho, lo repito- lo único que tengo) y pese a todo, sin saber por qué ni de dónde viene, la posibilidad de una victoria inesperada.

El poeta que remata el libro es David González, un nombre común que no tapa una poesía muy humana, una forma de contar que huele a frutería, cañas y droga a media noche. Acciones normales que él transforma en hechos memorables En el autobús, le cedo el asiento a los niños:/los mayores ya tuvieron su oportunidad/y no supieron, o no quisieron, aprovecharla.

Disociados rescata y abre las venas de cuatro poetas verdaderos, que ya tienen voz propia y derrotas propias, que saben cuál es su sitio y cómo empuñar la poesía para que esa voz y esas derrotas sigan siendo suyas. Merece la pena ver este espectáculo de contención y tenacidad.  

DISOCIADOS. antilogía
EL ÁNGEL
KARMELO C. IRIBARREN
ROGER WOLFE
DAVID GONZÁLEZ
Selección de poemas y prólogo:
Gsús Bonilla + José Ángel Barrueco
ISBN 978-84-939270-6-6
232 páginas
Encuadernación rústica
Cubierta plastificado mate
Papel Munken
15 EUROS