Islas divergentes

23 de abril de 2013

Duele



No nos duele un moro

pero es triste la naranja podrida de Alí el frutero.



No tenemos cuerpo para la sangre del panchito

pero nos calla la boca el silencio de Alberto el chileno.



No nos duelen las personas

nos duele el grito que oímos

la mugre que olemos

la sangre que nos mancha la cara.





4 comentarios:

Mareva dijo...

como una bala que regurgita y se clava donde se quiere el por qué pero al final su metralla en el por qué habla por nosotros lo que no queríamos decir

me revolvió

me encanta pasarme por tu archipiélago

salud

Jorge García Torrego dijo...

Muchas gracias Mareva. El dolor es expansivo, a mi cada vez me duelen más cosas.

Hostal mi loli dijo...

Es muy bueno que nos duela,sobre todo si nos duele el dolor ajeno, eso significa que somos humanos y tenemos sentimientos, y nos hace dignos de ser personas, y buenas personas además. Abrazos, Jorge.

Sal X la Sierra dijo...

El dolor va más allá de nuestro cuerpo, sino no es dolor, es EGOÍSMO. Un abrazo Hostal!