Islas divergentes

Hoy

Lettl



Hoy un chino se comía las manos

para no dárselas al ogro del dinero.


Un hombre pantera se revolcaba en cal muerta,

celebrando el progreso.


Cada vez más leña y menos colibrí

cada herida más costra y menos latido.


Nos quedan tres dedos fuera de la ciudad

tres nada más para pedir auxilio y ya se escucha la risa

de las hienas de traje impoluto.


No hay comentarios: