Islas divergentes

No quiero guardarte...



...en fin de semana con el resto de mis vicios. Tus magnolias aún borrachas gotean en mi lunes gris, en mi martes, en cada telaraña con tu nombre que me nace en la cabeza.

Beber cada día un trago de ti, de tu cuerpo riéndo fruta de labios
no pensar en las manzanas podridas de tu ausencia
porque tus ojos me abrazan tres inviernos.


No hay comentarios: