Islas divergentes

19 de febrero de 2014



Llevar un bolígrafo encima como rifle en la selva,
no es cuestión de colgar cabezas en tu salón,
escribir es cuestión de supervivencia.


1 de febrero de 2014

Sobre periodismo y entender lo que se lee ¿TintaLibre?

Soy periodista, (eso pone en un diploma) y desde hace años no compro periódicos diariamente. ¿Por qué? Porque soy honesto y admito que no quiero leer 30 páginas diariamente sobre tooooodo lo que pasa en el mundo. Qué tortura. No tengo tiempo, ni dinero, ni me da la gana. Pero una cosa es comprar el periódico, y otra es estar informado. Y no tienen porqué ser contrarias. 

Desde el año 2008/2009, cuando estaba terminando la carrera, empecé a comprar el periódico Le monde diplomatique En Español. Este periódico, que sale cada mes, es la versión española del periódico francés. Me gustaba la idea. Por cuatro euros al mes podía leer noticias con un planteamiento, un desarrollo, y un final. Entendía las cosas porque me las contaban con orden y tenía toda la información y sin saturar. Además, tenía todo un mes para leer todo el periódico. ¿Qué pasó? Uf, me cansó. Ignacio Ramonet en concreto. Es un cansino y a mi me pareció que poco a poco el periódico era menos periódico y más él mismo. Su opinión lo planeaba todo como esos helicópteros de la policía. Además, los textos me parecían cada vez más lejanos y metafísicos. Así que nada, lo dejé. 

Y así estuve un tiempo, sin comprar ElPaís-LeMondeDiplomatique etc...porque no me daba la gana y porque lo creía realmente inútil. Tan solo ElJueves, estos nunca fallan y nunca cansan.

En esas estaba cuando me enteré de la movida que hubo en Francia con el caso L´Oreal. Resulta que Liliane Bettencourt, una de las mujeres más poderosas del mundo y propietaria de la mastodóntica empresa de cosméticos, había financiado ilegalmente a Sarkozy en 2007 para su campaña electoral. Movida. Enorme. 

Pero lo que más me impresionó de este caso fue que todo el escándalo fue destapado por un medio pequeño, Mediapart, que era quien había levantado todo, dejando en ridículo a los demás medios, claro. Esto me gustó mucho, que fuera tan a saco a por la verdad aunque le llovieran hostias por todos lados. 


http://www.monde-diplomatique.es/


Pero claro, era en francés, con movidas francesas, sobre gente francesa, y yo lo que quería era traer esa idea a España, comprar/leer un medio con los cojones y la calidad informativa de Mediapart pero en España. 

Yo creo que no fue inmediato, al menos no porque yo lo buscara, pero me enteré que en Marzo de 2013 aparecía InfoLibre, una página web diferente, con periodistas a los que estimo, como Ramón Lobo, Jesús Maraña, El Gran Wyoming o Maruja Torres dirigidos por Javier Valenzuela. Y también me enteré que nacía asociado con MediaPart de Edwy Plenel. Tenía buena pinta, para qué negarlo.

Probé, claro, a ver qué me contaban y cómo, y me di cuenta que aún hay esperanza en el periodismo en España. Puede sonar presuntuoso, y quizá lo sea, pero viendo la mierda de medios que tenemos, que responden a intereses económicos globales y que han dejado huérfanos de información veraz a miles de ciudadanos, yo, por lo que he visto, este TintaLibre es el camino más recomendable para estar informado. 

La versión impresa de InfoLibre se llama Tinta libre, se publica cada mes, y se cuentan catorce historias tratadas de verdad, no con prisa, no con uf, uf, que me pilla el toro, argumentos currados e información trabajada y honesta. Aquí os dejo algunos de sus ejemplares a ver qué os parecen:

http://www.infolibre.es/noticias/tinta_libre/portada/

Yo desde luego, viendo cómo está mi otro periódico querido, El País, que si no eres un adicto a las tecnocompras y al diseño, o un fanático de la moda no tiene NADA que decir para ti, ya se qué medio comprar. De hecho, ya soy suscriptor. Os animo a darle una oportunidad a TintaLibre.